DE NUESTROS LECTORES:

Hasta cuándo el caos en el tránsito en nuestra ciudad?

Actualmente lo irregular se ha vuelto normal, es normal que  principalmente los fines de semana, circulen personas en motos a alta velocidad, con escape libre, sin casco, sin espejos porque le quitan belleza a la moto, sin luces, o sólo con luz delantera, algunos sin matrícula, y adicionado a todas esas irregularidades, realicen “picadas” en las principales calles y en la Avenida Artigas, y si a todo esto, se le agregan los efectos del alcohol u otra sustancia que pueden estar presentes, no lo sé, porque eso no lo puedo ver, se dan muchas condicionantes para el riesgo de nuestro primer derecho humano, el derecho a la vida, el que hace posible el ejercicio de todos los demás, penda de un hilo. Porque es preciso puntualizar, que estos conductores, no sólo ellos son lo que se ponen en riesgo, ejerciendo irresponsablemente su derecho a la libertad, sino al resto de personas que también como ellos habitamos ésta ciudad y nos gusta la libertad.

Por otro lado, también existe un conductor que la mayoría ha visto, que aunque su auto está en condiciones reglamentarias, le gusta disfrutar de la adrenalina que implica circular a 80km por hora y más en plena Avenida Artigas, con el pavimente mojado, pues así el disfrute es mayor, sin que por su cerebro ocurra un intervalo de lucidez, para pensar que a esa Avenida la atraviesan niños que cruzan a jugar en el jardín de la esquina con calle Doctor Ángel Olazábal, o que también cruzan dicha vía personas mayores que van al Banco de Previsión Social.

Desde el otro punto de vista del problema, también encontramos irresponsabilidad, dónde está la autoridad del tránsito que tiene la tarea de no permitir que todas esas infracciones sean algo cotidiano, no tienen los medios? Entonces qué utilidad nos brindan si no están en el lugar y la hora en que se producen las infracciones? Cuesta mucho pagarles por trabajo nocturno? Y las vidas de los habitantes, no lo amerita? Si no son capaces de aplicar lo que saben y así ganarse su digno salario, son incompetentes, es decir, no están capacitados para actuar dónde deben hacerlo, y si ello es así, tendrá que buscarse a alguien que sí lo sea, no es aceptable que por cuestiones personales de quién tiene que cumplir una función pública, toda la población quedé al libre albedrío de las personas que desarrollan las conductas reseñadas. Creo que esto debería ser así, sin que ello implique ningún tipo de discriminación o persecución contra dicha autoridad, simplemente que alguien tiene que ejercer esa función que actualmente nadie la desempeña.

También en este tema, surgen otras interrogantes, las conductas que se describieron no son instigaciones al desorden, que determinen el accionar de la Policía? Y las acciones policiales en el terreno de la prevención, cuáles son?. Son preguntas que como ciudadano común me hago, tengo una familia con dos hijos, como la generalidad de las personas quiero lo mejor para ellos, y hace tiempo escucho a otros guichonenses y también personas que por razones laborales están acá, y todos comentan la situación planteada.

Con todo respeto que las autoridades políticas y públicas, legítimamente elegidas en democracia, me merecen, en el Estado de derecho, las normas hay que hacerlas cumplir, es por eso que quisiera ver un cambio en ésta situación, es cierto, que la educación es fundamental, que han sido muy buenas las charlas brindadas en el auditorio, pero también es cierto que acá la mayorías de las personas usa el casco cuando vienen los inspectores de Paysandú, si hoy la realidad es esa, porque no vienen más seguido? Ya nadie se acuerda cuándo fue la última vez que vinieron.

En fin, la presente sólo es una mirada a la realidad, y deseo a través de éste medio, solicitarle a las autoridades simplemente que no la ignoren y cumplan su función, creo que muchos le estaremos muy agradecidos. Muchas gracias.

Un comentario sobre “DE NUESTROS LECTORES:

  • el junio 21, 2011 a las 6:13 am
    Permalink

    su derecho,mi derecho,nuestros derechos terminan ,donde comienza el del otro pero la “permisividad “,no solo en este caso, sino en tantos otros,lleva a estas situaciones .Descansar los fines de semana en algunas zonas de nuestra ciudad es casi imposible .Y a este caos del transito le agregaría el “enloquecedor “ruido ,la contaminación sonora ,especialmente donde está ubicada la discoteca que supera por lejos ,los decibeles permitidos en una agresión a quienes concurren y ni que hablar a los que viven cerca o no tanto,porque hay noches que se escucha mucho más allá de esa zona .Y no es de ahora .La realidad es ,paseemos en moto, y ayudemos a controlar para evitar riesgos mayores ,vayamos a la discoteca a divertirnos pero no olvidemos que hay mucha gente que al otro día trabaja y si no lo hace ,tiene DERECHO a descansar . Entonces que el volumen sea el adecuado en la música y en los gritos para animar ,aliviaría nuestras cabezas.Cumplir las reglas y la sociedad estará agradecida .Y me atrevo a decir y me incluyo,que los padres juegan un papel muy importante en la “permisividad “,estamos a tiempo ,evitemos males mayores .

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *