David Doti: La visiòn del Partido Nacional en la CARU.-

En este momento la principal controversia con Argentina por UPM está relacionada con la temperatura. Sin embargo, según explicó a La Democracia el Ing. David Doti, la modificación concretada por Uruguay no afecta la calidad de las aguas y está legalmente fundamentada.
El artículo 11 del Decreto 253/79 del Poder Ejecutivo fija para los efluentes industriales, (los líquidos que salen de UPM al río), una temperatura, pero en el mismo decreto, el artículo 15 permite a la Dirección Nacional de Medio Ambiente (DINAMA), realizando determinadas acciones, elevar la temperatura.
“Desde el punto de vista técnico, elevar la temperatura después de los estudios que hace la DINAMA no significa que cuando llegue al río con esa temperatura va a afectar la calidad de las aguas. Porque en pocas decenas de metros, al decir de los técnicos, se diluye el aumento de la temperatura y queda con la temperatura normal que tiene el Río Uruguay. En ese entendido y cumpliendo con la normativa uruguaya se cambia la temperatura”, dijo Doti.
Argentina no está de acuerdo con la medida y dice que eso tendría que haber pasado primero por la CARU, pero la delegación uruguaya explicó por qué lo hace. Además, “Uruguay es un país soberano y por lo tanto puede modificar la temperatura”, agregó el delegado.
Argentina también ha cuestionado la instrumentación del monitoreo en UPM, pero tampoco en este aspecto les asiste la razón.

La Corte Internacional de La Haya emitió un fallo en el que recomendó a Uruguay un monitoreo conjunto de la planta, pero posteriormente por notas reversales del 30 de agosto del 2010 se establecieron tres tipos de monitoreo. Se concretan en distintas etapas, y uno de ellos es el que se está realizando desde junio del 2011.
Los muestreos se hacen en dos puntos: Dentro de la planta de UPM, y en la desembocadura del Río Gualeguaychú, en el Río Uruguay. La última entrada fue en septiembre de 2012, y de cada toma de muestras se mandan los análisis a dos laboratorios canadienses que en quince días envían los resultados
La segunda etapa, según explicó Doti, está en proceso, y consiste en hacer un plan específico de monitoreo de todo el Río Uruguay. La tercera etapa, en cambio, es un plan específico de monitoreo en todos los efluentes. Industriales, cloacales domiciliarios, el tema de los agrotóxicos tanto en el margen argentino como uruguayo.
En relación a los cuestionamientos al monitoreo, que han manifestado los ambientalistas argentinos, Doti expresó: “Que le pregunten a Argentina, porque el monitoreo fue acordado con Argentina”.
“Cuando se entra a los dos lugares, entra el Comité Científico, que está integrado por dos científicos argentinos y dos uruguayos. Desde ese punto de vista hay una certeza de que ya sea desde el lado argentino o del lado uruguayo hay científicos de los dos países. El monitoreo es conjunto. No es que Uruguay lo haga por un lado y Argentina por otro. Trabajan en conjunto y así determinan las acciones que se llevan adelante”, agregó.
“Nosotros siempre quisimos que se publiquen los análisis. No ahora, a partir de estos comunicados que han aparecido, sino desde siempre”, dijo el Ing. Doti. Así como se encomendó al Comité Científico que hagan los estudios, que a través de la CARU “se aprueben y se pongan a consideración de la opinión pública uruguaya y argentina. Porque eso ha acarreado distintas opiniones, a favor y en contra, entonces lo mejor es darlos a conocer y que después la gente opine sobre los resultados”.
Desde el punto de vista de la delegación uruguaya no hay ninguna objeción de que se den a conocer los resultados de los análisis de los dos puntos de muestreo, “porque la temperatura”, que es lo que ha estado en discusión últimamente, “no integra ningún parámetro que se mida dentro de la planta.
Eso podrá pasar, y será cuestión de discusión, cuando comience la segunda etapa, que es el plan específico de monitoreo del Río Uruguay, que todavía no se ha aprobado”, comentó Doti.
Si bien la delegación uruguaya siempre ha estado afín de publicar los resultados no lo ha hecho. Esto se debe a que en el estatuto de la CARU está establecido que “cualquier resolución que se tome, debe hacerse con el voto conforme de ambas legislaciones. Es decir, que si una dice sí, y la otra, no, no se puede publicar porque no hay acuerdo”.
No obstante, existe un Comité de Seguimiento de UPM (y en la página del Ministerio está cada acta, que se comenzó a hacer cada tres o cuatro meses en Fray Bentos) del que participan el Intendente de Río Negro (como su presidente), la Junta Departamental, la sociedad civil y todos aquellos que quieran ir.
Ahí cada parte informa, y esos informes que son muy exhaustivos, desde el 2007 a la fecha según la DINAMA no dan contaminación
“Para mí eso es un acto de seriedad de la actuación de la DINAMA desde el año 2007, cuando comienza a funcionar UPM (la ex Botnia), y esos resultados se pueden divulgar porque son de la DINAMA. Pero nosotros lo que estamos tratando en la CARU es de ponernos de acuerdo para publicar los resultados del monitoreo conjunto”.
Sobre su trabajo en la CARU el Ing. Doti manifestó que a pesar de tener dos delegados de la oposición, en su caso del Partido Nacional, y en el caso del Profesor Luis Hierro López del Partido Colorado, están haciendo un trabajo muy coordinado, y que más allá de las diferencias que puedan tener, priorizan que detrás de todo “hay una cuestión de Estado”.
“Discutimos los temas y tratamos de converger en las opiniones más allá de las diferencias lógicas que puedan existir. Partimos de la base de que este es un problema de Estado entre dos Estados, entonces nosotros tenemos que velar por la relación entre los dos países”, afirmó.
“Es muy diferente que uno integre un ente autónomo o un servicio descentralizado, donde son temas internos al país y se puede fijar una posición opositora”, dijo.
Sobre la postura intransigente de Argentina, Doti señaló que esperan llegar a un acuerdo para la publicación de los resultados a la brevedad, pero de no ser así, el tema deberá dirimirse en “niveles superiores”. Con la intermediación de los cancilleres o a través del Presidente de la República, “porque a veces las acciones que en el organismo no se pueden tomar las destraban las acciones políticas”.
Al cierre de esta edición el tema de la publicación de los resultados está siendo analizado por las delegaciones uruguaya y argentina en la CARU.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *