Intendentes se quejan: Problemas con el centralismo no han cambiado.-

La gestión de las intendencias en atender los requerimientos de las poblaciones del Interior y “la visión real y no de escritorio” que se tiene desde un gobierno departamental fueron reivindicadas por el senador Jorge Larrañaga y los intendentes Bertil Bentos (de Paysandú), Omar Lafluf (de Río Negro), Wilson Ezquerra (de Tacuarembó) y Guillermo Besozzi (de Soriano), junto al diputado Miguel Otegui y el integrante de la CARU David Doti.

“El país está enfermo de centralismo”, afirmó Larrañaga, destacando lo que a su juicio es “un capital muy importante que tiene el Partido Nacional, personas con capacidad de gestión y resolución como son los intendentes”.
Dijo que la visión de país que tiene fue fortalecida por haber sido “intendente por 10 años, durante los cuales me acompañaron Bertil Bentos y David Doti, poniendo practicidad y sentido común para resolver los problemas”. Definió la necesidad de gobernantes “que actúen como gerentes con sensibilidad ciudadana, sin burocracia ni demoras”, haciendo referencia también a la necesidad de “potenciar la bonanza económica de los últimos 7 u 8 años, con lo que se hubiera podido hacer más”.
INFRAESTRUCTURA VIAL.-
Se generalizó la conversación con el aporte de los demás participantes, abonando cada uno con sus experiencias el análisis hecho desde el punto de vista de Alianza Nacional.
“Hay que resolver temas como la infraestructura vial nacional para la mejor extracción productiva” y señalaron que “hay rezago de obras en las rutas 5, 7, 8, 9, 21, 26 y 30”. Lafluf, también presidente del Congreso de Intendentes, dijo que pese a los recursos para maquinaria vial que vienen por el impuesto a las grandes explotaciones agropecuarias que este año alcanza a los 50 millones de dólares, “no llegamos, porque vamos de atrás con estos problemas”, detallando que por las rutas y caminos nacionales transitaban “en 2004 ocho millones de toneladas, pasó a 16 millones en 2010 y se estima que serán 22 millones de toneladas en 2016 con Montes del Plata”.
Se criticó el trabajo del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, que “tiene un presupuesto insuficiente y falta de gestión” y se planteó desde el Congreso de Intendentes “hacer solamente desarrollo rural”, que es lo que entienden prioritario y que “se está gastando mal”. Se dijo que el interior rural “vive por la escuela pública, los Mevir y las intendencias”, con poca atención del gobierno central.
que se mude
Uno de los ejemplos presentados como ejemplo de la diferencia de estar en un escritorio en Montevideo y en el Interior fue el traslado de los estudiantes que viven en el medio rural. Como las intendencias -excepto la de Salto- no tienen empresa de ómnibus, el Ministerio de Transporte no les daba el subsidio por traslado de estudiantes, y los cuatro presentes dieron datos de cuántos se trasladan a estudiar diariamente y el costo mensual que implica a las intendencias. Dijeron que una de las sugerencias de Montevideo fue que alquilaran una casa y los alojaran en la ciudad, pero que eso en muchos casos es no solo desarraigarlos de su medio, sino que además muchas veces el hijo mayor acompaña a su madre porque, en un Mevir, el padre trabaja en el campo y no está todos los días, por lo que el hijo es compañía y ayuda para su familia. Casi todas las intendencias se hacen cargo de esas responsabilidades y otras, según afirmaron los políticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *