Intoxicación por plomo, Uruguay en la lista.-

26528 el plomo en la pinturaUn estudio realizado por el Programa Ambiental de las Naciones Unidas, ha dado a conocer durante la semana internacional de prevención de la intoxicación por plomo (20-26 de octubre), el análisis de pinturas de esmalte decorativas de nueve países: Argentina, Azerbaiyán, Chile, Costa de Marfil, Etiopía,  Ghana, Kirguistán, Túnez y Uruguay.

El informe revela que la mayoría de las pinturas analizadas no cumplen las normas reguladoras establecidas en los países más industrializados-por ejemplo, 90 partes por millón (ppm) en los Estados Unidos y Canadá-y que algunos contienen niveles sorprendentemente altos y peligrosos de plomo.

Los niños pequeños son especialmente vulnerables a los efectos tóxicos del plomo y pueden sufrir efectos adversos para la salud profundos y permanentes,  que afectan especialmente al desarrollo del cerebro y el sistema nervioso. El plomo también causa daños a largo plazo en adultos,  incluyendo un mayor riesgo de hipertensión arterial y daño renal. La exposición de las mujeres embarazadas a los altos niveles de plomo puede causar aborto involuntario, muerte fetal, parto prematuro y bajo peso al nacer, así como malformaciones.

El plomo en la pintura puede contribuir a una alta exposición ocupacional en los pintores, trabajadores de talleres de carrocería de automóviles,  trabajadores de la construcción involucrados en renovaciones de edificios, entre otras actividades.

Según el vocero del Programa de Medio Ambiente de las Naciones Unidas, Nick Nuttall,   “Cada año, de acuerdo a las cifras de la Organización Mundial de la Salud, la exposición al plomo en la infancia contribuye a un estimado de 600.000 nuevos casos de discapacidad intelectual”, “Este informe tiene como objetivo catalizar la acción mediante la sensibilización de los gobiernos, los fabricantes y los consumidores no sólo del problema existente, pero también de  alternativas baratas y seguras para eliminar este problema de salud en muy poco tiempo”, añade.

Un total de 234 latas de pintura decorativa de esmalte fueron adquiridas y analizadas en un laboratorio en los Estados Unidos, con el apoyo de IPEN,  red mundial de organizaciones no gubernamentales ambientales que trabajan por un futuro libre de tóxicos, recopilaron  y analizaron las pinturas decorativas en más de treinta países del sur.

El informe revela que algunos países que han establecido marcos regulatorios,   son  los que generalmente han mostrado niveles más bajos de plomo en la pintura. Tanto Chile como Uruguay tienen decretos que prohíben la producción, importación , distribución, venta y uso de pinturas decorativas con una concentración de plomo por encima de 600 ppm, y todas las pinturas analizadas en estos dos países tenían concentraciones totales bajas de plomo.

En cuatro de estos países, al menos una de las pinturas decorativas analizadas tenían una concentración de plomo similar o superior a 99.000 ppm. En cinco de los nueve países, más de la mitad de las muestras de pinturas analizadas tenían un contenido de plomo superior a 600 ppm, límite reglamentario en muchos otros lugares.

A pesar de los altos niveles de plomo – que se añade como pigmento y por tanto, suele estar presente en colores vivos como el amarillo y el rojo- sólo 20 de las latas de pintura de ejemplo ofrecían información sobre el contenido de plomo, la gran mayoría en Uruguay.

Plomo en pintura, situación de Uruguay

En nuestro país el Decreto 69/11 reglamenta el contenido de plomo en pinturas  para pinturas arquitectónicas (también llamadas de uso decorativo o del hogar), barnices y materiales similares de recubrimientos de superficies, pinturas de uso infantil como témperas, acuarelas y similares, tintas gráficas y pigmentos y aditivos denominados masterbatches.

Este decreto reglamenta la Ley  17.775  del año 2004 que limita el contenido de plomo en varios artículos.

El nivel máximo de plomo que podrán contener las pinturas para no estar comprendidas en la prohibición de fabricación e importación, deberá ser menor o igual a 600 ppm (seiscientas partes por millón), determinando en base seca o contenido total no-volátil.

Este decreto no incluye las pinturas, barnices y materiales similares de recubrimiento de superficies, de uso industrial.

En noviembre del 2012 RAPAL Uruguay-IPEN, realizó análisis de 10 marcas de pinturas de decoración ampliamente vendidas en Uruguay, en algunas se encontraron algunos niveles de plomo, el nivel mayor alcanzado fue  de 55 ppm. Todos los resultados fueron menores que 90 ppm, medida máxima con la que  trabajó a nivel internacional el laboratorio de Estados Unidos, donde se llevaron a cabo los análisis, Wisconsin Occupational Hygiene Laboratory.

Un tema de gran preocupación en relación a las pinturas decorativas con plomo, son casas, puertas, ventanas, muebles y probablemente juguetes  que fueron pintados en el pasado con pinturas con plomo, pudiendo estar sus propietarios expuestos al plomo, especialmente cuando estas sean eliminadas al ser lijadas  o raspadas con el objetivo de volverse a pintar.

Unido a este tema, también se encuentran  las demoliciones de edificios o casas, dado que en el proceso de demolición la pintura puede ser destruida, convirtiéndose en polvo contaminado con plomo, y en ocasiones se dispone de una  gran cantidad de material, fundamentalmente madera, marcos, ventanas y puertas  que es reciclado o utilizado como medio de combustión.

Si bien en el mercado de nuestro país no hay a la venta pintura decorativa con plomo, lamentablemente este metal seguirá presente por varias décadas en nuestro ambiente, básicamente por pinturas decorativas vendidas en el pasado y pinturas de uso industrial vendidas en el presente.

La contaminación por plomo proviene de varias fuentes, saber que en Uruguay las pinturas decorativas, que cuentan con una reglamentación, están prohibidas y afortunadamente esta se cumple, es un gran avance, y comparativamente a nivel mundial pone al país en una muy buena posición. En este marco se debe seguir trabajando para eliminar el plomo de todo tipo de pinturas, como es el caso de las industriales, utilizadas en equipamientos agrícolas e industriales, estructuras metálicas, agrícolas y comerciales, puentes y obras portuarias, entre otros usos.

Datos de interés

  • El plomo es un tóxico acumulativo que afecta a múltiples sistemas del cuerpo y es especialmente perjudicial para los niños pequeños.
  • A nivel mundial la exposición al plomo en la niñez se estima que contribuye a alrededor de 600.000 nuevos casos de niños que desarrollan discapacidad intelectual cada año.
  • La exposición al plomo se calcula que representa 143. 000 muertes al año, con la carga más alta en las regiones en desarrollo.
  • El plomo en el cuerpo se distribuye en el cerebro, el hígado, los riñones y los huesos. Se almacena en los dientes y los huesos, donde se acumula con el tiempo. La exposición humana generalmente se evalúa a través de la medición del plomo en la sangre.
  • No existe un nivel conocido de la exposición al plomo que se considera seguro.
  • El envenenamiento por plomo es totalmente prevenible.
  • Ante sospecha o duda de contaminación, el médico tratante debe indicar la dosificación de plomo en sangre, de acuerdo a la Ordenanza 123/ 2009 del Ministerio Salud Pública.

 María Isabel Cárcamo (24 octubre 2013).-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *