A CARA DE PERRO.-

(Fuente: El Observador).- El 1° de octubre comenzará el registro obligatorio de toda la población canina del país, para lo cual se emplea un sistema de chipeado que permitirá la identificación del perro y la de sus propietarios, quienes deberán hacerse cargo de su tenencia de una forma responsable.
En tanto, desde el 1° de enero de 2018 todas las mascotas y sus respectivos tenedores deberán estar inscritos en el Registro Nacional de Animales de Compañía (Renac), pues en el marco de esta política emprendida desde el gobierno se incluirá el inicio de la fiscalización, informó el presidente de la Comisión de Tenencia Responsable y de Bienestar Animal (Cotryba), Enzo Benech.
El ministro interino de Ganadería, Agricultura y Pesca, acompañado por representantes del ministerio de Salud Pública, del Congreso de Intendentes y del Poder Legislativo, presentó esas novedades ester miércoles, en conferencia de prensa realizada en la Torre Ejecutiva.
Benech resaltó la importancia de cumplir con esta normativa legal que rige desde 2009, pero que ahora comienza a implementarse con el uso de nuevas herramientas.
Admitió que solo con el chipeado no se resuelve el problema, que es necesario recurrir a la educación y a la conciencia de los dueños de los perros para bajar los problemas que significa una población canina de 1,7 millones de perros, lo que causa serios problemas a la población de zonas urbanas y a la producción ganadera en zonas rurales.
El costo total del chipeado será de alrededor de $ 500, lo que comprende un arancel veterinario –el profesional será quién implante el chip–rebajado a una tercera parte de su valor, más el precio del chip de entre $ 150 y $ 240.
El microchip, que se coloca una sola vez en la vida del animal, tiene un código único, el tamaño de un grano de arroz y no le genera ningún problema a los perros.
A propósito de la solución a la excesiva población canina que hay en el país, Benech enfatizó que no se está planteando el sacrificio, ni que vuelvan las perreras para resolver el problema de los canes abandonados, sino que se trata de un problema de la sociedad y ese debe ser el ámbito que tiene que buscar las soluciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *