La vigencia de Discépolo y su tango Cambalache.-

(De ECOS Uruguay),. La página web del Parlamento comenzó a mostrar este miércoles 13,  la imagen de Lucía Topolansky como presidenta del Senado y de la Asamblea General. Fue colocada dos minutos después que ese cuerpo, con el voto de los 123 legisladores presentes, se oficializó la renuncia de Raúl Sendic a su cargo.
Una sesión a la que se llegó con un “pacto republicano” para aceptar dicha dimisión sin más trámite, evitando así generar un debate que, de realizarse, podía salirse de control.
Ese acuerdo fue motivado por el tenor austero de la carta en la que Sendic explicitó que dejaba su cargo por “motivos personales”.
Pero lo que se prevía sería una acción protocolar, estuvo a punto de convertirse en un “baño de sangre”, como comentaron en los pasillos varios parlamentarios.
Es que, pese al acuerdo, en las horas previas en ambas cámaras se hablaba de la voluntad de algunos integrantes del Partido Nacional de cuestionar, por última vez, al renunciado vicepresidente y hacer énfasis en los motivos que lo llevaron a tomar la decisión.
“Espero que la oposición de este país esté a la altura de lo que ha pasado, se maneje con corrección y madurez y no busque lucrar o beneficiarse mal de la renuncia del vicepresidente” pidió, adelantándose, la senadora Constanza Moreira (Casa Grande), momentos antes de la sesión.
Moreira apuntó que los beneficios en la política se miden por los votos, y Sendic, “que hoy se va”, fue electo con 1,2 millones. “Bastante circo hemos vivido en este año y medio. Hay un acuerdo para tener una asamblea en paz. Esperemos que cumplan”, pidió.
El pedido de la senadora estuvo a punto de caer en saco roto.
Es que el diputado nacionalista Pablo Iturralde discrepaba con el pacto alcanzado por su partido y pretendía hablar antes de votar la renuncia, lo que habría desatado un debate de proporciones.
Fue necesario un cuarto intermedio para que los nacionalistas alinearan al legislador rebelde, que rechazaba aprobar sin trámite una renuncia aducida por “motivos personales”.
Pese que aceptó acatar el pacto, Iturralde se retiró de sala y no dio su voto para aceptar la dimisión de Sendic. “El país entero sabe que esto no fue por motivos personales, sino porque hay una investigación judicial por algo que le costó al país más de 1000 millones de dólares”, declaró luego de concluida la sesión.
Iturralde elevó hace algunos meses ante sede judicial una denuncia penal por el uso que Sendic hizo de la tarjeta corporativa de Ancap.
“Su propio partido lo juzgó, y el Parlamento merecía ir mucho más a fondo. La democracia merece que estos temas se discutan”, afirmó.
Para Iturralde, se trató de una jornada muy triste, en la que el sistema político debió darle señales claras al país.
“Si cualquier funcionario utiliza indebidamente fondos públicos se le inicia un sumario y se le acepta la renuncia sólo cuando éste concluye. Me parece que en este caso debimos haber hecho lo mismo”, dijo.
Iturralde había planteado tiempo atrás la posibilidad de que el Parlamento le iniciara un juicio político a Sendic y analizara destituirlo.
El diputado también planteó que estudiará, desde el punto de vista jurídico, si es posible bloquear el subsidio estatal que Sendic comenzará a percibir luego de dejar su cargo.
La ley prevé que, una vez oficializada su dimisión, el ex vicepresidente podría ampararse en forma inmediata en el beneficio, destinado a los altos funcionarios estatales que aún no hubieran configurado causal jubilatoria.
Sendic estará así en condiciones de recibir, por un año, el 85% de lo que percibió hasta hoy como salario, y que equivaldría a unos US$ 13 mil mensuales.
“Sería lamentable que termináramos premiándolo con un subsidio por perder más de 1000 milllones de dólares”, dijo Iturralde.

Tragos amargos y nueva etapa

Más allá del debate que no fue, hubo espacio para la reflexión política en una jornada que quedará en la historia.
“Es un día bisagra, un día de duelo”, dijo la senadora Moreira. “Un día de pérdida, de renunciamientos ante el cual, sostuvo, el Frente Amplio debe demostrar capacidad para encarar el recambio”.
La conductora de Casa Grande dijo estar convencida de que el Frente Amplio se merece una discusión a fondo de lo sucedido por Sendic.
“Soy una mujer del siglo XX y la modernidad líquida no es lo mío. Los tragos amargos hay que vivirlos. Recién después hay que dar vuelta la página, pero nunca se superan del todo”, afirmó.
Para la senadora socialista Mónica Xavier se trata del comienzo de una nueva etapa. “Es un día muy especial, pero la institucionalidad siempre está determinando nuestras acciones, y somos responsables de velar por ella”, dijo.
Admitió que el oficialismo sale con dolor de un proceso en donde las heridas terminarán por cicatrizar. “El Frente Amplio es parte de una institucionalidad muy fuerte, y sale fortalecido en sus principios rectores. La vida continúa”, aseguró.
Xavier se congratuló de que, finalmente, el sistema político haya respondido al llamado de enfrentar esta desafío con la máxima responsabilidad.
La nueva etapa de la que habló también comenzará en el ámbito parlamentario, ya que se entiende que la salida de Sendic y la asunción de Topolansky, con una mayor experiencia legislativa, acelerá un proceso estancado desde hace meses.
El Senado ratiticará la semana que viene la Rendición de Cuentas. El oficialismo pretende aprobar, antes de fin de año, una serie de proyectos que considera prioritarios. Entre ellos se cuenta la reforma y el impuesto que se pretende cobrar para paliar el déficit de la Caja Militar.
También se incluye en ese paquete la ley integral sobre Violencia de Género, la modificación de algunos aspectos sobre la Inclusión Financiera y la “solución” diseñada por el Poder Ejecutivo para los “cincuentones”.
Noble y valiente
Este miércoles también fue un día triste para el colorado Pedro Bordaberry, pero por motivos bien diferentes.
“Que el vicepresidente tenga que renunciar debido a un escándalo en el uso de los dineros público es un día de luto. También lo es que lo haga cuando está en medio de una investigación judicial”, dijo.
“Y que el presidente diga que su renuncia responde a un acto noble y valiente, también es un día de luto”, apuntó Bordaberry, dirigiendo sus críticas a las expresiones de Vázquez cuando, luego del Consejo de Ministros, se refirió a la renuncia de Sendic.
“Noble y valiente no es usar con fines personales una tarjeta que pagamos todos los uruguayos, o hacer un agujero de millones de dólares en Ancap”, afirmó.
Bordaberry dijo estar seguro que, tarde o temprano, el ex vicepresidente deberá asumir su responsabilidad y responder ante la Justicia.

Un comentario sobre “La vigencia de Discépolo y su tango Cambalache.-

  • el septiembre 16, 2017 a las 1:50 pm
    Permalink

    estamos en presencia de la decadencia más notoria de LA CLASE POLITICA, pacto entre todos para tapar hechos de corrupción, un presidente que sale a mentirle al pueblo, diciendo que Sendic es una persona “capacitada y honesta”…cuando fundió ANCAP, entrego dinero públicos a radios que no existian, compró barcazas que no funcionaban, contrató empresas brasileras de transporte, a empresas que no tenian camiones, etc, etc…esto es capacidad ? se gastó los dineros públicos en cosas personales, dicho por su propio partido, sea un peso o un millón, no existe una medida para ser un ladrón, robás un peso o un millón….esto es ser HONESTO. Creo que el mensaje que baja al pueblo es terrorífico y lamentable…como sigue esto, como le decimos al chico que robar es MALO….

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *