Edil Otegui: “Desconcentrar poder” no es lo mismo que “Descentralizar”.-

Sobre la resolución que toma el Municipio de Piedras Coloradas -de no llamar a Audiencia Pública, como “forma de protesta”-, opina en nuestra audición radia l SEÑALES (PAZ, La Nueva Radio AM 1520), el edil blanco Miguel Otegui: –“Esto que surge de la información de la última rendición de cuentas (ejecución presupuestal), corrobora que la  Intendencia asigna gastos propios, como si fueran gastos de los Municipios… lo que dejan  sin disponibilidad a los Municipios, ya que la Intendencia lo asigna como si los hubiera gastado en jornales, combustibles u otros rubros.- Esta situación de “gastos” se repite en todas las Alcaldías…En la ejecución presupuestal se dice que las Alcaldías gastaron de menos y que no se utilizaron determinado dineros…y no es que no se hubieran  gastado, sino que la Intendencia los cargó a otro rubro … En este tema hay mucho malestar por parte de los Alcaldes y en su calidad de ordenadores de gastos secundarios.-  En el caso de Guichón y cuando la Intendencia tomó a su cargo la ejecución de Termas de Almirón,  el presupuesto que se había asignado originalmente para Termas (jurisdicción de Guichón), ahora lo maneja la Intendencia y no la Alcaldía de Guichón … El  saneamiento en Termas de Almirón hace un año y medio que la Intendencia de Paysandú lo había iniciado en convenio con el Hotel 4 estrellas… Al día de hoy todavía no lo ha terminado… y en este aspecto se podrán dar todas las escusas que se quieran, pero emana de una “muy mala gestión” de la Intendencia departamental en la utilización de recursos.- Pongamos como ejemplo: En una asignación de mil pesos, la Intendencia  otorga 200 pesos y el resto, 800 pesos,  lo pone en su contabilidad… Por ley la Intendencia  lo puede hacer, ya que es ordenadora de gastos primarios.- Los dineros que libera la Intendencia y que vienen del gobierno nacional, si no lo asigna o lo deriva a la Alcaldía respectiva,  esos dineros son de manejo de la Intendencia ya que un Municipio no tiene una cuenta propia.- Cada Municipio,  siendo  ordenadores secundarios, solo cuentan con el dinero que les asigna la Intendencia… Luego en la contabilidad interna la Intendencia,  acomoda que un envío fue en efectivo y otro en “tantos litros de combustibles, tantas horas extras, inversión de una Alcantarilla, material caliente, etc”.-  Pongamos por ejemplo el dinero que la OPP envía para caminería rural y se utiliza en el camino por abajo a Piñera… Es de resolución de la Intendencia su ejecución…  es ahí donde tiene la oportunidad de direccionar un dinero determinado, restándole al presupuesto quinquenal.-  Esto de la falta de dinero lo repiten y lo reclaman todas las Alcaldías, pero para comprobarse, lo que sigue faltando es una normativa específica de la Ley… Esto de las Alcaldías fue pensada –cuando no-,  para Montevideo, donde se creaban tantos Municipios para “desconcentrar” barrios que tienen más población que el propio departamento de Paysandú… Montevideo cuenta con una población de 1 millón y medio de habitantes… hay barrios de 100 y 200 mil habitantes, por lo que Ley fue concebida con ese criterio;  “desconcentrar poder”, criterio que no tienen el resto de las Alcaldías en el país.- Esta primera ley se modificó, pero lo que no se determinó fue “de quien maneja el recursos”, por lo que siguió en manos de las Intendencias… Las Alcaldías pueden ejecutar, pero siempre con el respaldo del Intendente y con mayorías en el Municipio podrán ejecutar la inversión o el gasto.- Es de orden que para “descentralizar” hay que otorgar recursos… Lo que no hay que olvidar es que en el gobierno de José Mujica se eliminaron 18 unidades ejecutoras en el rubro Salud y Guichón estuvo incluido y con ello se concentró el poder de decisión en Paysandú… Ya no nacerán más niños en Guichón y cada parturienta la trasladan a Paysandú…  y en una mala comparación “el hospital pasa a funcionar igual a un Municipio”…Hoy ocurre con el BROU, dando mayor oportunidad operativa a las entidades privadas”, finalizó.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *