César Vega: EL PARTIDO DE LA BIODIVERSIDAD SE JUEGA HOY!

(Fuente 2019.com.uy).-Fiel a su prédica en defensa del medio ambiente, el líder del Partido Ecologista Radical Intransigente (PERI), César Vega cuestionó la postura del Presidente de la República, Tabaré Vázquez de estar pensando en organizar el Mundial de Fútbol 2030, “cuando el partido final de la conservación de la biodiversidad se está jugando, hoy”.

Vega comenzó sus comentarios a partir de la siguiente frase del mandatario:Tabaré Vázquez mundial 2030: “Estamos en condiciones de realizar el campeonato mundial de fútbol en la región”.

En la Torre Ejecutiva, Vázquez recibió a representantes de los países de Argentina y Paraguay para tratar, en conjunto, la postulación a la Copa del Mundo 2030. A dicha reunión asistieron Wilmar Valdez (presidente de la A.U.F), Claudio Tapia (presidente de la A.F.A) Víctor Pecci (Ministro de Deportes de Paraguay) y Javier Díaz de Vivar (vicepresidente de la A.P.F). Este proyecto nació en octubre en Buenos Aires de la mano del presidente argentino Mauricio Macri, y su homólogo paraguayo Horacio Cartes y Tabaré Vázquez. Los tres han sido presidentes de clubes de fútbol.

“El partido final de la conservación de la biodiversidad se está jugando, HOY, en pleno siglo XXI y no es precisamente un juego de fútbol. Estamos hablando del fin del mundo, del fin de la civilización como la conocemos. Es un problema serio, demasiado serio quizás; la continuidad de la vida sobre el planeta está en nuestra mano!!! ”

Más de 15.000 científicos de 184 países del mundo nos hablan de extinción de la vida tal como la conocemos hoy sobre el planeta y nosotros también nos encontramos junto a las demás formas de vida. El partido final de la conservación de la biodiversidad se está jugando, HOY, en pleno siglo XXI y no es precisamente un juego de fútbol. Estamos hablando del fin del mundo, del fin de la civilización como la conocemos. Es un problema serio, demasiado serio quizás; la continuidad de la vida sobre el planeta está en nuestra mano!!! Como pueden estar pensando en organizar un mundial de fútbol. No saben o se hacen los tontos, sobre la gravedad de la crisis planetaria. Pensar en organizar un mundial de fútbol cuando nos dirigimos a una catástrofe ¡Es una locura! Son una lacra para la capacidad de proteger el medio ambiente. ¡Es bravo! La verdad, es muy difícil de entender esta decisión política; la maldad parece ser una cualidad en los legisladores políticos. La población creciente, los recursos escasos, las especies que desaparecen, los efectos del cambio climático que son cada vez más evidentes, estamos dejando huellas en todas partes, en cualquier lugar del mundo donde se mire hay destrucción de hábitat. ¿Organizar un mundial de fútbol en 2030? Perdieron el norte. Están desorientados, han perdido la capacidad de percibir el peligro y la densidad de los problemas que nos acechan. ¡Es bravo! Es difícil de aceptar está línea de razonamiento. ¡No se puede creer! Que tristeza, no aprendimos nada.

Tenemos el 98% de ADN en común con los bonobo. ¡Solo el 2 % aproximadamente de diferencia genética nos convierte en lo que somos! La diferencia entre nosotros y los otros primates es el desarrollo del intelecto. Somos organismos pensantes, intentemos comprender como funciona el mundo. Estar pensando en organizar un mundial de fútbol en Uruguay es una triste y lamentable noticia. Por suerte no pensamos todos iguales.

¿Tabaré Vázquez, Mauricio Macri, Horacio Cartes, Luis Suárez, Lionel Messi, Edinson Cavani, Diego Godín, “el maestro” Tabárez, no tienen conciencia de los problemas ecológicos, sociales y humanos de la población? ¿Son conscientes de las cosas que ocurren? No parece.

Nos da la impresión de que ésta gente piensa que este mal momento va a pasar. Que la pérdida de biodiversidad se va a recuperar y salvar. Deben pensar, que el calentamiento global se detendrá al igual que la contaminación, la pérdida de arrecifes, los refugiados, la sobrepesca, las guerras religiosas, la deforestación (todos los años destruimos en bosques, al equivalente de la superficie de Bélgica) la extinción de animales, el derretimiento de los casquetes polares, la acidificación y el aumento del nivel de los océanos. El escudo de biodiversidad se hace añicos y sus trozos están siendo tirados a la basura. Estamos destruyendo el mundo del futuro, nos estamos quedando sin planeta y ellos con un pensamiento “CORNUCOPIANO”, apartado totalmente de la esencia humana, pensando en el atractivo de organizar un mundial de fútbol. Maquiavélicos, que conscientes o inconscientemente responden al uso de ese adjetivo; cínicos, astutos, malvados, haciéndonos creer virtualmente que todo está bien y que ya obtendremos la solución para todo. Maquinadores perversos, que nos introducen la promesa de que todo puede solucionarse con el ingenio humano. ¡ilusos!

Hoy, la visión del mundo basada en el realismo ecológico, creámoslo o no, es un mundo cada vez más complicado, numerosos peligros acechan a nuestro planeta y de los cuales somos responsables, ejemplos claros: La basura que generamos, gases de efecto invernadero, superpoblación mundial, culto al consumismo, derretimiento del permafrost, se están liberando gigantescas cantidades de metano del suelo congelado (el metano atrapa 28 veces más calor que cada partícula de CO2), acidificación y calentamiento de los océanos, bacterias superresistentes, el cambio climático que avanza más rápido de lo que lo científicos pensaban… Esto no tiene precedentes!!! y Tabaré Vázquez junto a otros “expertos” legisladores y casi todos los medios de comunicación de masas con aquellos periodistas y empresas (cretinos útiles al servicio de quien gobierna) que hacen mucho dinero y negocios con el fútbol, en un lindo gesto para el planeta, repican el discurso de organizar un mundial de fútbol en Uruguay con mucha alegría. Ellos solo piensan en su beneficio, dinero, dinero, dinero, dinero, ellos hablan de producir dinero. El motor de sus actos, el motor que mueve sus pensamientos es el dinero. ¿Pero que les pasa? ¡Perdieron el “verdadero Norte”! ¿Tienen hijos o nietos? ¿Los piensan tener?.- ¿Cómo pueden permanecer indiferentes?

No vamos a tener un futuro seguro si continuamos jugando a ser dioses falsos que destruyen a su antojo la vida en la Tierra y todavía se regocijan al verle. Hay un crecimiento desmesurado de la población, hoy somos 7.400 millones pero en el año 2030 seremos 8.500 millones de personas sobre el planeta, consumimos casi el doble per cápita que hace 40 años. Los más de siete mil trescientos millones de habitantes de la Tierra, son un conjunto hambriento de los escasos recursos naturales del planeta; se espera que la población a finales de siglo llegue a 9.600 o 12.300 millones de personas y estarán más hambrientos. Estamos usando los recursos naturales del planeta como si fueran infinitos. Y no lo son. La vida comenzó en este planeta hace más de tres mil millones de años y un reciente estudio dice que en solo 40 años hemos perdido el 60 % de todo lo que vivía sobre el planeta y se estima que en los próximos años habremos perdido el 80 %. Estamos destruyendo nuestra única casa, el único lugar de todo el universo en el cual podemos vivir. El poder destructivo no tiene parangón!! Los gurises nuestros son el problema, nuestros hijos y los hijos que están naciendo en éste momento van a vivir en un mundo irrespirable, irrecuperable.

¿Estamos en condiciones de organizar un mundial de fútbol? ¿Tan bien anda el país? Hay una realidad económica y social no creemos que el Uruguay en el año 2030 vaya a estar en condiciones de gastar su dinero publico, en un mundial de fútbol, como ya proyecta en su mente el presidente Tabaré Vázquez. Hoy vivimos en un país que no tiene medios para pagar a sus jubilados “pensiones dignas”, para ayudar en la salud de su población, vivimos en un país en que los hijos no van a la escuela y o abandonan el liceo; un país que no tiene medios para controlar la delincuencia o para apagar un incendio forestal, un país, en el que cada día hay más cánceres debido a la contaminación y su gente día tras día se quita la vida o abandona la producción de alimentos en el campo, un país que de continuar por este rumbo económico, llegará al año 2030 con una deuda pública de aproximadamente 83.000 millones de dólares. ¿Hacia dónde nos conducen? Ningún país es viable con ese nivel de endeudamiento. No tenemos porque vivir así ¡es indignante!

Todos podemos hacer algo, pero atención, abramos los ojos y escuchemos bien, porque el “maquiavélico” sistema político va a pretender crear un caldo de cultivo para que la organización del mundial de fútbol en 2030, sea todo un símbolo para el ciudadano Uruguayo. No se podrá ni hablar públicamente en contra de esa campaña y aunque aún falten doce años, mucha gente puede no apoyar la gestión del candidato presidencial que solo piense en oponerse a ella. No podemos seguir así, ahora ya sabemos que el futuro no será una fiesta, debemos luchar por lo que verdaderamente es esencial. Redoblar nuestros esfuerzos de manera “radical” para cambiar nuestra actitud y la manera en que percibimos el mundo. Es necesario aumentar nuestra calidad de vida a través del autoconocimiento en vez de la acumulación convencional de riquezas materiales, sustentada en la idea de que el éxito o la riqueza de bienes materiales puede cambiarse por felicidad o por calidad de vida. Tal vez si uno solo lo hace no signifique nada, pero si al principio somos cien y un día mil y después miles y después millones o millones de millones las cosas empiezan a cambiar. Hay esperanza ¡Se Puede!

Uruguayos y Uruguayas, las preguntas están planteadas ¿Estamos en condiciones de organizar un mundial de fútbol para las futuras generaciones? ¿Continuaremos degradando el planeta para satisfacer nuestras necesidades inmediatas? o ¿Encontraremos un modo de detener la extinción masiva y la destrucción del planeta Tierra por el bien de las generaciones futuras que aún no han nacido, pero vendrán?

Ha llegado la época en la que ya no cabe soñar con utopías o creer en discursos bonitos, sino salvar a la humanidad. Esperemos que NO todos los periodistas y demás personas influyentes en el sistema tengan esa concepción del Uruguay y del mundo que tiene nuestro presidente Tabaré Vázquez para el año 2030. Ojalá que avancemos y haya hombres y mujeres (que no vivan de la pauta oficial del gobierno de turno) bien dispuestos, con un alto grado de patriotismo, coraje, simpatía y sensatez; que estén siempre listos para ayudar y sacrificarse por el bien común. Personas valientes que se arriesguen y decidan jugársela, sin importarle el cargo que ocupan o su posición económica, a revelar en beneficio de una convivencia en paz y para convertir el mundo en un lugar más hospitalario, lo que el poder no quiere mostrar. No habrá una “segunda oportunidad”.

Fuente Imagen: Radio El Espectador. Enzo Adinolfi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *