Solicitud: A 180 años “Batalla del Palmar”.-

(Fuente: Grupo de Guías de Guichón).-Solicitud de declaratoria departamental y nacional de Paisaje protegido para los Palmares de Guichón y Cañada Grande situados en los departamentos de Paysandú y Río Negro.-

Amenazas, pérdida del paisaje, pérdida de la identidad y de biodiversidad

A la problemática de poca repoblación del palmar, principalmente por la acción de la ganadería se le suma en estos últimos años la irrupción de los llamados nuevos modelos productivos, monocultivos básicamente de soja y eucaliptus. Estas acciones que han llevado a la modificación del ecosistema, primero la disminución del pastizal, lo cual trae alteraciones para la fauna. Entre otros, el caso de un tipo de aves, los capuchinos sporophilas, pequeñas aves migratorias, visitantes de primavera que llegan desde algunas zonas de Brasil. Nidifican y se alimentan de las semillas del pastizal. La ganadería y agricultura van restando la flora natural y su fauna, la forestación termina de modificar totalmente el ecosistema. Miles de años hicieron que la selección natural dejara en esta zona de la cuchilla de Haedo pastizales y palmares entre otras especies nativas. La palmera se adaptó al ambiente de espacios abiertos de aire y sol, pero la forestación de eucaliptus va haciendo que la Butiá yatay y el pastizal se vayan ahogando en un mar de eucaliptus.

En la reciente publicación del trabajo: Distribución, abundancia y estado de conservación de los palmares de Butiá yatay en Uruguay de los autores: Schaiani Vanesa Bortolini y Alejandro Braseiro apoyado por el Grupo Biodiversidad y Ecología y de la Conservación, IECA, Facultad de Ciencias, UDELAR. Deja muy claro en sus conclusiones de la delicada situación en referencia a la pérdida del palmar y dejando en evidencia la mayor amenaza en la zona de Guichón y Cañada Grande.

Propuesta de protección

Dada la singularidad del paisaje, un ecosistema de Palmares que combina cerros de la cuchilla de Haedo, los valles la pradera natural, el pastizal que en parte permanece, monte nativo de cerrito, vertientes de agua con una red de cañaditas, elevaciones que hacen de límite de cuencas del Queguay y Río Negro. La historia de batallas, muros, cercos de piedra, trincheras y taperas. Un pequeño pueblito con la incógnita de sus cementerios. Un paisaje soñado para la pluma de pintores, escritores con paisaje de atardeceres o noches de luna. Y la identidad de los Guichonenses.

El potencial turístico no es un deseo, es una realidad, cientos de turistas lo recorren al año en forma particular o con guías locales de Guichón. Los reconocimientos de plantas medicinales de la zona, los interesados en observar aves en estado vulnerable de conservación, los que le intriga la historia de la Batalla del Palmar (1838), los amantes de las cabalgatas o de los recorridos en bicicleta de montaña tienen un lugar singular.

El sitio se encuentra integrado a un corredor que en pocos km incluye otros elementos de naturaleza, historia e infraestructura de servicios. Área protegida Montes del Queguay, Termas de Almirón, Guichón, Museo de estancia “El ancla”, sitio donde vivió Artigas con Melchora Cuenca, Aguas Curé y Menhires de Piñera. Formación geológica única con restos fósiles de la era jurásica (Uruguay suchus aznarezi) y cairnes, entre otros.

Es en este sentido que este lugar tiene un potencial para el desarrollo del turismo en asociación con un uso responsable de los recursos naturales.

Dadas las amenazas en él ecosistema del Palmar y riesgo de la pérdida de la singularidad relíctual de su paisaje y su cultura es que se hace necesaria una forma jurídica de protección del área, entendiéndose que se debería lograr un trabajo de sensibilización de su importancia, una declaratoria departamental de las Intendencias de Paysandú y Río Negro y una figura jurídica nacional SNAP de Paisaje protegido.

Guichón, junio 2018

Firmas de adhesión:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *