¡VOLVIÓ EL AVIÓN!!.-

Ayer sábado,  aterrizó en la pista de la Liga del Trabajo de Guichón, el avión “Cessna 170A”, el que después de un largo tiempo fuera de actividad se encontraba en un hangar de Paysandú.- Para su reparación este había sido trasladado a un taller de Rivera.- Posteriormente a su reparación volvió nuevamente a Paysandú y de ahí  a Guichón.-

Luego de circunvalar el ejido de Guichón el “Cessna 170A” aterrizó, para carretear rumbo al buen número de ciudadanos que saludaban con aplausos la llegada de la nave.- Posteriormente, a cargo de efectivos del cuerpo de bomberos Guichón, procedieron a cumplir con el tradicional “bautismo de agua”.-

De esta forma la juvenil Comisión Directiva, presidida por Mauricio Bonino y constituida en el año 2015,  recupera la unidad propiedad de la institución, la que luego del trágico accidente automovilístico que le costara la vida al piloto oficial de la institución, Carlos Monzón, se encontraba depositada en hangares del aeroclub de  Paysandú.-

No hace mucho “guichoninfo.com”, realizó una nota a los hermanos Bonino –Mauricio y Martín, presidente y secretario respectivamente-, en momentos que fueran recibidos por el cuerpo del Municipio de Guichón, expresándose que:  “el avión se encontraba disponible en un taller de Rivera y que pronto sería trasladado a Paysandù y desde ahí, luego sería restituido al hangar de Guichón”… Hecho que aconteció ayer.-

Con ésta recuperación y según lo expresado por integrantes de su comisión directiva, retomará una serie de proyectos previstos… “la más perentoria es la extensión de la pista de 500 metros a 800; otro,  es unirse al servicio turístico de Guichón, de su comercio y de la salud.-

AERO CLUB DE GUICHÓN.-

El pasado 3 de Junio, la Institución Aero Club de Guichón cumplió 71 años.- Fue fundada a iniciativa de un grupo de vecinos, convocados en Asamblea popular en la sede social del Centro Comercial e Industrial de Guichón.-

Por aquellos años, donde se encontraba en pleno auge la creación de instituciones de vuelo, se contrató los servicios de su primer instructor de vuelo: Mario Apaulazza, fallecido trágicamente durante el desarrollo de un festival que celebraba la institución el 15 de setiembre de 1948.- Ante tal tragedia la comisión directiva se movilizó para que mediante colecta popular se adquiera el terreno donde había caído la nave piloteada por Apaulazza.- La idea de la iniciativa,  era emplazar un monolito que recordara a una de las principales figuras de la aviación civil del país.- Luego de adquirir el predio, nunca se llegó a concretar, primando variados motivos… A esos años siguieron tiempos de desánimo y apatía… Un año antes del cincuentenario de la ciudad (1957) nuevamente la institución “Alas de Guichón”, resurgió con renovados bríos a impulso de integrantes de las fuerzas aéreas uruguayas: Mayores: Cecilio Bentancour y José Ascurzell, conformando nuevas tandas de pilotos y con ello el resurgir de la institución, con nuevos y juveniles impulsos llegando  a contar con cinco aviones de propiedad, un mecánico particular y un caudal de 400 socios.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *