Estafa Brou Paysandù: Quién se hace cargo?.-

Sobre la estafa del “funcionario desleal” del BROU Sucursal Paysandú, sigue generando informando.- Esta vez y por intermedio del periodista sanducero Marcelo Boffano, damos cuenta que varios de la damnificados de la estafa se han juntado para llevar adelante acciones más consistentes en un tema complejo como extraño: “Hasta donde el Banco República es responsable ante los clientes, ante estafa perpetuada por personal de “su” confianza”.-

A través de la información en audio de Marcelo Boffano, damos a conocer las acciones que se vienen llevando a cabo sobre este hecho… La nota fue realizada a una de las afectadas, en este caso a la esposa del ex-funcionario imputado, Clarita Galarraga,  escuchemos:

Esta historia del ex funcionario procesado por fraude ha adquirido ribetes dramáticos y a la vez desconcertante, tal es la noticia que aporta diario EL TELÉGRAFO de Paysandù, en momentos cuando Eduardo Ugarte de 71 años, quien decide encadenarse en el hall de acceso a la sucursal de la entidad bancaria de 18 de Julio y Montevideo, en la zona donde se encuentran los cajeros automáticos…Fue retirado retirado por la fuerza por la Policía alrededor de las 11, siendo demorado alrededor de una hora. Luego fue enviado ante la jueza de Feria, quien tomó las primeras actuaciones, que continuarán una vez concluya la Feria Judicial Menor… Por lo que sigue informando el matutino: “Ugarte se enteró “en junio pasado” que el BROU le reclamaba “el pago de seis cuotas de un supuesto crédito del que había pagado 18 cuotas”…  “La verdad –dijo Ugarte– es que jamás pedí ese crédito, jamás recibí la plata de ese supuesto crédito, jamás me descontaron las 18 cuotas que dicen haberseme descontado. De pronto me entero de esto que para mí “es una estafa del banco”, hecha por ese sinvergüenza que ahora agarraron. De alguna manera me involucró”. Desde ese aviso “me empezaron a descontar compulsivamente mes a mes más de 10.000 pesos. He hecho cuánto trámite había para demostrar que yo no tengo nada que ver, que no pedí ese crédito y que no me lo dieron. Pero me empezaron a descontar porque cobro ahí la jubilación. Pero lo peor de todo es que no solamente me descontaron las 6 cuotas que ellos decían que yo debía, sino que siguieron y ahora llevo unas doce cuotas que me quitaron de mi jubilación. Mes a mes me están quitando plata que es mía, que  me corresponde”, significó.-

El procesamiento del ex-funcionario jerárquico del BROU sucursal Paysandù, se dió tras tres años de haber evadido la justicia de Paysandù… Su apresamiento se registró en tierras brasileñas y trasladado a declarar a Uruguay, donde fue procesado con prisión: “por su participación en reiterados delitos de estafa y falsificación de firmas de clientes”.-

Claro que esto tiene un inicio y fué en el año 2015 que se descubre la maniobra y que ya hacía varios años venía realizando… Lo que parece un guión cinematográfico se da en los hechos:  Lógicamente que para llegar a perpetrar este tipo de maniobras, su cargo era de “particular confianza”… Ejecutivo de la sección cuentas, llegó a ocupar con carácter interino la gerencia del BROU, sucursal Paysandù.-

Sigue informando diario EL TELÉGRAFO que : “El hombre se vinculó con varios clientes del banco, funcionarios públicos y privados, quienes le depositaron confianza dada la posición que tenía. Era usual que esos clientes pidieran préstamos. En algunos casos, el hombre los resolvía personalmente en su escritorio, sin necesidad de otros trámites.

Según informó el diario El Telégrafo, el modus operandi del ex-jerarca era gestionar de forma personal los créditos solicitados, para que los clientes no se molestaran con trámites administrativos.

Sin embargo, el funcionario del BROU, cuando gestiona el crédito,  lo hacía en algunos casos, por el doble del monto que había pedido el cliente, y al doble de plazo para no despertar sospechas por el monto de las cuotas que debían pagar (a pesar de que generalmente se le descontaba directamente del sueldo por convenio). Luego le entregaba a sus clientes la cantidad que habían solicitado y él se quedaba con el resto del dinero… En el momento del arresto, el funcionario – por llamarlo de alguna manera-, “fue apresado en Brasil a solicitud de la Justicia uruguaya… Estaba viviendo en una pequeña ciudad del estado de Santa Catarina donde   -según fuentes vinculadas a la investigación-, se habría casado (pese a no estar divorciado en Uruguay) con la hija de quien le brindó trabajo en aquella ciudad.

Pese a desarrollar una vida aparentemente normal bajo otro nombre (Sergio Balma, según algunas fuentes consultadas), se supo de su presencia en el país norteño, tras lo cual la Justicia solicitó apoyo de Interpol para su detención… Luego de concretarse su arresto, se obtuvo su extradición.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *